ROSTRO DE UNA MADRE

Carbón, grafito y acuarela sobre papel
100 x 70 cm